El frontis de la página muestra el rostro de una mujer en blanco y negro con los ojos cubiertos, uso esta imagen simbólicamente, no porque represente justicia ciega, sino porque me esfuerzo en no dejar guiar los escritos por apariencias, pues eso desvirtúa.
Ella, la mente, en blanco y negro porque es uno u otro, sin intermedios, como en electrónica 0 y 1, verdadero o falso. Rojo porque generalmente la maldad llega a eso, a derramar sangre y eso lo tengo muy presente.
Este logotipo lo construí en el preciso instante en que armaba la página, inclusive al momento de escribir esto pienso el concepto, y bueno:
Una persona, yo sólito escalando, supongo que en la montaña del conocimiento, hablando acerca de lo aprendido y de las experiencias vividas. Oohhooomm; eso, fin.