Recomendaciones para criar emprendedores tecnológicos

Por ALEXANDRA SAMUEL
domingo, 5 de junio de 2016 13:04 EDT

Muchas familias introducen a sus niños al mundo del trabajo antes de explicarles lo que es un emprendedor. Pero usted no necesita limitar el potencial laboral de sus hijos a trabajos simples.

Al mostrarles cómo ganar un poco de dinero con tareas de alta tecnología, usted está mostrándoles cómo es la vida de un trabajador de tecnología. Si sus hijos tienen la edad suficiente como llevar a cabo tareas un poco más difíciles, podrían aprender habilidades tecnológicas valiosas a la vez que ayudan.

Primeros pasos

Ponga a los niños más pequeños a hacer tareas rutinarias, esas que consumen mucho tiempo y que nadie quiere hacer. Tal vez no adquieran muchas habilidades técnicas, pero van a sentirse más cómodos usando dispositivos tecnológicos y se acostumbrarán a la idea de que para que las cosas funcionan hace falta trabajo. Estas son algunas de las cosas que sus hijos podrían hacer mientras están en la escuela primaria:

Escanear tarjetas personales. Cuando usted vuelva de una conferencia de negocios, dele a su hijo su celular y la pila de tarjetas que juntó en su viaje. Pídale que las escanee en su teléfono usando una aplicación como Evernote Scannable, CamScanner o Scanbot. Páguele una cantidad pequeña por cada tarjeta que escanee.

Copiar CD. En el mundo de Spotify y iTunes, no se justifica tener un estante lleno de CD, pero también es difícil tirarlos todos. Pida a su hijo que añada esos CD a su biblioteca de música digital.

Ordenar los cables. Detrás del televisor de su casa suele haber una madeja de cables que no tiene nada que envidiarle a la mitológica Medusa. Dele a su hijo un marcador y un rollo de cinta de enmascarar; pídale que etiquete cada cable en ambos extremos y que luego desenchufe todo para ver dónde se conecta cada cable. Al tener que encontrar la ruta más directa para los diferentes cables, el trabajo de volver a conectarlos es una gran oportunidad para fortalecer el pensamiento espacial y lógico de su hijo.

Cargar dispositivos. Con todos los aparatos que ahora llevamos encima, puede ser difícil mantener cada computadora, dispositivo móvil y baterías de reserva siempre cargados. Pídale a su hijo que cada noche antes de acostarse corrobore que todos los artefactos estén conectados y cargándose. Como beneficio adicional, esta tarea permitirá que todos los miembros del hogar desconecten sus teléfonos y computadoras portátiles a una determinada hora.

Para los más grandes.

Los niños mayores pueden tener ya el conocimiento tecnológico necesario para llevar a cabo una serie de tareas tecnológicas; si no lo tienen, dichas tareas son una gran manera de adquirir esos nuevos conocimientos y habilidades. Considere pedir a sus hijos adolescentes que asuman alguno de estos roles:

Apoyo técnico. Este es un papel que muchas familias delegan de forma natural en sus hijos mayores. Incluso si usted mismo es un experto, tal vez pueda pedirle a su hijo que lo ayude a solucionar problemas técnicos, como volver a hacer funcionar un teléfono trabado o una impresora que no puede acceder de forma fiable a Wi-Fi. Cuando sus hijos aprendan a usar Google para obtener consejos para resolver problemas y sepan seguir las instrucciones, serán capaces de resolver tanto los problemas tecnológicos que ellos enfrentan como los suyos propios.

Administrador de sistema. Una vez que su hijo tenga edad suficiente como para confiarle las contraseñas de su router y de la computadora de su casa (es decir, cuando sepa que no va a abusar de esa confianza poniéndose a jugar 70 horas por semana), puede convertirlo en el administrador del sistema. Páguele para mantener actualizados su sistema operativo y sus aplicaciones y su red en funcionamiento. Si su hijo tiene alguna habilidad financiera, también puede asignarle el trabajo de confrontar regularmente los precios de los distintos proveedores de comunicaciones para ver si puede obtener mejor precio para el servicio de Internet, el teléfono o la televisión.

Diseñador gráfico. Si usted tiene un artista en la casa, ponga esas habilidades visuales a trabajar en su próximo PowerPoint o para fortalecer su presencia en medios sociales. Pídale que convierta su borrador de presentación en una presentación visual brillante, con imágenes y transiciones animadas, o que busque ayuda para crear una ilustración o infografía que ilustre su próxima entrada de blog.

Administrador de Web. Si usted tiene un sitio web o blog o quiere tenerlos, sus hijos pueden ser sus mejores aliados. Con una formación mínima, o simplemente consultando blogs o videos de consejos prácticos, un niño puede llegar a formatear entradas de blog, buscar y agregar imágenes o revisar y aprobación los comentarios. Un alumno más avanzado podría crear un sitio web sencillo en Squarespace o WordPress y mantenerlo actualizado. Asegúrese de hacer copias de seguridad automáticas para que los errores no sean fatales.

—Alexandra Samuel es una investigadora de tecnología y autora de ‘Work Smarter with Social Media’ (algo así como Trabaje mejor con las redes sociales).