Aquellos los de Política

El, un honorable diputado esta en la palestra o como diría yo, afrontando algo que nunca se imaginó, el titulo del medio  de comunicación dice:

Diputado Rivas indica que se sintió «obligado» a insultar a Andrónico Luksic El diputado desaforado manifestó que Luksic «tuvo que salir a dar una respuesta a los ciudadanos y tuvo que entender que él no está por encima de la opinión pública». emol

Mal, pésimo, deplorable, no importando el partido o facción que represente, un diputado, que «me representa»… que «defiende» a «su» pueblo y propone proyectos para el «bienestar» nuestro, no importando quienes seamos, ni lo que pensemos… popularismo o patriotismo, como le llamen… «obligado», por mí, yo, nosotros ¿obligarlo?…

¿Que clase de persona se siente «obligado» a usar palabras inadecuadas por el solo hecho de ser representante del pueblo en un parlamento?… que falta de respeto hacia nosotros, el pueblo, asumir que usaremos improperios para denunciar o imponer un punto de vista o una denuncia, nos hace ver como un grupo de insolentes con falta de cultura.

El asumir que nosotros el pueblo somos ignorante y que se expresa solo por medio de improperios y que no tenemos argumentos con base a fin de defendernos a nosotros mismo, es un acto solo para la obtención de tribuna o dar un golpe en la mesa por una injusticia que no pedimos defender de esa forma, Él, el honorable nos pone al nivel mas bajo que pueda existir.

Si alguien recurre a disparates, garabatos o improperios es porque ha quedado sin argumentos; y alguien sin argumentos refleja lo que es; alguien que no respeta al rico, ni al pobre.

Y así como apunta con ese dedo acusador, tiene otros tres que le están apuntando. La historia mostrará que ellos, los que recurren a groserías serán el foco de la burla y el descrédito.